loader-image
Fray Bentos, UY
7:30 am,
temperature icon 14°C
algo de nubes
Humidity 84 %
Ráfagas de viento: 24 Km/h
play_circle_filled
pause_circle_filled
volume_down
volume_up
volume_off

1510 AM

play_circle_filled
pause_circle_filled
volume_down
volume_up
volume_off

107.7 fM

El Frente Amplio por el agro.

Columna de la diputada Sylvia Ibarguren.

En el marco de la recorrida “Por el Agro” que viene haciendo el Frente Amplio en todo el país, el viernes 5 de mayo hicimos una recorrida por el departamento, enmarcado en la construcción del programa Nacional del Frente Amplio, de cara al próximo período electoral. Nos reunimos con siete agremiaciones del sector agropecuario, de todo el territorio departamental. Fuimos bien recibidos y el intercambio fue muy positivo.

El Frente Amplio construye su programa con una amplia participación de todos sus militantes y también escuchando a los diferentes sectores de la sociedad. En este sentido, durante el año pasado se realizaron en todo el país numerosos encuentros con las más diversas organizaciones e instituciones de la sociedad civil denominados “El FA te escucha”. En esta oportunidad los encuentros que se vienen desarrollando son con el sector agropecuario. Debido a la dramática situación que viene sufriendo el sector en todo el país, por el déficit hídrico se entendió necesario escucharlos de forma específica, con el objetivo de prepararnos mejor para un futuro gobierno del Frente Amplio.

En sus 15 años de gobierno el Frente Amplio desplegó numerosas políticas públicas para la mejora del sector agropecuario, fortaleciendo la institucionalidad, generando numerosos programas para el desarrollo rural enfocado principalmente en el productor familiar. Incorporó más de 118 mil hectáreas al Instituto Nacional de Colonización, lo que implicó una inversión de más de 300 millones de dólares, que benefició a más de 3.000 familias. También se desarrollaron un conjunto de iniciativas e incentivos tributarios para la estimulación de la inversión agropecuaria por miles de millones de dólares. No hay más que ver cómo el sector agropecuario ha estado en permanente crecimiento en los últimos años. Y hoy representa prácticamente un 8% del PBI, el Producto Bruto Interno, tomando la producción primaria y si a esto le agregamos el sector industrial, el agroindustrial representa prácticamente un 20% del PBI.

En el año 2022 fue año récord de las agroexportaciones, con más de 10.000 millones de dólares. Sabemos la importancia que tiene el sector, Uruguay es un país agropecuario, Uruguay produce alimentos para 30 millones de personas. Seguramente quedaron muchas cosas por hacer, y también algunas se podrían haber hecho mejor durante los gobiernos del Frente Amplio.
Por eso, nuestra fuerza política ha iniciado este proceso de escucha al sector, con el objetivo de tener un programa acorde a las demandas. Desde hace tres años que se viene declarando Emergencia Agropecuaria por Déficit Hídrico, las del 2020 y 2021 fueron parciales desde el punto de vista territorial y no tan profundas como la actual. En octubre del año pasado se declaró la emergencia agropecuaria en todo el territorio nacional y esta emergencia sigue vigente y en principio lo estará hasta septiembre de este año.
Además de los tres años del fenómeno La Niña, conocido como La Niña, oscilación del sur, hubo otros fenómenos meteorológicos en la región que profundizaron el déficit hídrico, como por ejemplo las temperaturas extremas que aumentaron significativamente la evaporación del agua hacia la atmósfera. Todo indica que el cambio climático se va a ir agudizando y eso implica, entre otras cosas, que los fenómenos climáticos extremos como son, entre otros, las sequías, las inundaciones, el aumento de la temperatura, van a ser cada vez más frecuentes. Y nada indica que esto vaya a cambiar, sino todo lo contrario, que se va a ir agudizando.

En este sentido, es fundamental que el Estado piense en políticas públicas de adaptación y mitigación a los efectos en el mediano y largo plazo para el sector agropecuario. Por supuesto que tienen que existir medidas efectivas y rápidas frente a la emergencia, pero no podemos perder de vista las que debemos de tomar cuando no hay emergencia y esas tienen que ver, entre otras cosas, con dotar de los recursos adecuados y suficientes a todos los sectores del Estado que intervienen en el sector agropecuario.

El Frente Amplio al principio de febrero de este año entregó al Gobierno una lista de medidas de corto y largo plazo para afrontar la emergencia agropecuaria. Algunas fueron tomadas en cuenta. Las medidas que el gobierno ha tomado frente a la emergencia están bien, pero nosotros sostenemos que son insuficientes y que en muchos casos llegan de forma tardía. Las medidas del Poder Ejecutivo fundamentalmente tienden a la postergación de los compromisos financieros, hay algunas medidas de exoneraciones y otras propuestas de toma de crédito que es algo necesario para darle liquidez al productor, pero los propios productores nos han manifestado que después no saben cómo van a afrontar los pagos de esos créditos que han tomado.

El Plan de Contingencia Alimentaria que incluye la distribución de ración y fardos subsidiados está previsto para productores muy pequeños, una nueva categoría de productores denominada “micro productores” de hasta 30 vacunas. Esta primera fase va a favorecer a 1790 productores y aún no se ha distribuido ni un solo kilo de ración en ninguna parte del país de las 2.000 toneladas que preveía el plan y estamos a ocho meses de la declaración de la emergencia. En la emergencia agropecuaria del año 2009, cuando gobernaba el Frente Amplio, se distribuyeron 30.000 toneladas de ración, subsidiada, a 10.000 productores. Y esto se hizo antes de los dos meses de declarada la emergencia. A veces necesitamos contraponer los modelos de gestión con ejemplos claros. La Coalición de Gobierno, en su obsesión por disminuir el déficit, no hace más que recortar el gasto público.

Entre otros muchos recortes, también se recortó el Plan Más Agua para el Desarrollo Rural, que en su última fase desarrollada durante los últimos años del gobierno del Frente Amplio, tenía 2.500 proyectos aprobados para generar soluciones en relación a los recursos hídricos a los productores agropecuarios, con una financiación del BID por 20 millones de dólares. Hoy esos recursos han quedado en 4 millones de dólares, y una disminución drástica de la cantidad de productores que van a poder ejecutar sus proyectos.

Resumiendo, entendemos que es necesario construir políticas públicas fuertes entre todos, el Frente Amplio en ese sentido, entre sus propuestas que le elevó al Poder Ejecutivo en el mes de febrero, proponía la conformación de una Mesa Nacional del Agua para buscar soluciones en infraestructura hídrica de uso productivo ante el cambio climático, un espacio donde se integren todos los actores de la ruralidad, la institucionalidad agropecuaria, la academia, la sociedad civil, buscando soluciones adecuadas para los distintos sistemas productivos, los distintos territorios, y también las distintas posibilidades de los productores según sus propias características. Las infraestructuras para tener adecuado y suficiente recursos hídricos en los predios productivos, son de un enorme costo, la presencia del Estado es imprescindible y que se convierta en una política pública es vital.

¡Hasta la próxima!

Sylvia Ibarguren Gauthier

00:00

Compartir:

Más noticias

loader-image
Fray Bentos, UY
7:30 am,
temperature icon 14°C
algo de nubes
Humidity 84 %
Ráfagas de viento: 24 Km/h